EL MAESTRAZGO

Breve recorrido por la historia del Maestrazgo

El Nombre de Maestrazgo deriva del término Maestre de las órdenes religioso militares.

Estos territorios se encontraban bajo el poder  de San Juan, el Temple o Montesa. El Maestre era la máxima autoridad de una orden con un poder casi absoluto tanto en lo religioso, como en lo militar como en lo político.

Tenemos que remontarnos al siglo XII cuando los monarcas aragoneses en sus batallas de reconquista, concedían grandes territorios a los caballeros a cambio de su lucha contra los musulmanes.

La orden de San Juan se instalo en Aliaga, Fortanete y Villarroya de los Pinares, la orden del Temple se instaló en Cantavieja, La Iglesuela del Cid, Mirambel, Tronchón, Castellote….

Cuando el Papa disolvió la orden del Temple todos estos territorios pasaron a la orden de San Juan.  Maestrazgo comprendía territorios de Aragón, Cataluña y Valencia siendo un basto territorio. De esta época datan gran parte de los monumentos que hoy día aún se conservan.

Estas Ordenes y el concejo de vecino  suscriben las “Cartas Pueblas” contrato bilateral que estipula el cauce de relación entre señores y vasallos. En algunas tierras los impuestos eran masivos y el “Señor” se quedaba con un tercio de la producción, en otras en cambio apenas se cobraban impuestos, pero todos los vecinos estaban obligados a pagarle a la iglesia una décima parte de las cosechas y las crías de los animales además estaban obligados a usar el molino y el horno de la orden pagando una parte de la harina y los panes y pastas a cambio de su uso.

Posteriormente el siglo XV convierte al Maestrazgo en un importante centro manufacturero textil de mantas, abrigos, vestidos y alpargatas; productos que se comercializaban en las principales ferias de Aragón, Valencia y Cataluña.

El siglo XVII fue uno de los más importantes, la ganadería era la principal actividad gracias a unos pastos de extraordinaria calidad, el comercio de la lana una vez lavada abastecía una industria textil muy importante; pero también se exportaba a Francia e Italia. Por poner algún ejemplo destacar que en las primera décadas de 1700 en Villarroya de los Pinares  se fabricaron 150.000 varas de lienzo para uniformes para el ejército, en 1800 en Tronchón se fabricaban 18000 sombreros anuales, en 1789 en Villarluengo se instala la primera fábrica de papel moneda continuo de España, que posteriormente se convierte en telares que dá trabajo a las mujeres de los pueblos cercanos.

La población del Maestrazgo creció tanto que la producción de los campos ya no era suficiente para abastecer a sus vecinos y estos no tuvieron más remedio que roturar y abancalar las laderas de los montes en detrimento de los recursos de la ganadería.ç

Pero el principal problema que tuvo el Maestrazgo eran las comunicaciones. Aislado durante los meses de invierno y parte de la primavera por las nieves, y con caminos de tierra, la única forma de exportar sus productos era con mulas, lo que hizo que el producto se encareciese y que no fuera competitivo con otros mercados. Por tanto todos los sectores entraron en crisis.

Maestrazgo vuelve a cobrar importancia con la primera guerra Carlista, cuando el general Ramón Cabrera, conocido como “El Tigre del Maestrazgo” convierte a Cantavieja en punto estratégico y capital de la comarca; instala fábricas de armas, pólvora y cañones, construye un hospital, un depósito de víveres y una imprenta.

Hoy en día Maestrazgo es una bella comarca con gran variedad de flora y fauna, con paisajes bien conservados, rica en geología donde cabe destacar entre muchos de sus bellos rincones los cuatro Monumentos Naturales: Órganos de Montoro, Nacimiento del Río Pitarque, Grutas de Cristal de Molinos y Puente Natural de Fontseca.

Pasear por sus pueblos es pasear por su historia, es dejarse envolver por el silencio y la tranquilidad es volver a reencontrarse con uno mismo.

Maestrazgo Te espera

Podéis ver en mi canal de Youtube más información sobre este tema  https://www.youtube.com/casasruralesmontorodemezquita